Análisis: Pro Evolution Soccer 2013

Escrito por en Análisis - 21 enero, 2013

cristiano banner

Como iba diciendo… La mala conciencia me duró un par de partidos, lo justo para comprobar que este PES es opio deluxe para mitómanos de los magos del balón. Esa droja que necesita mi monstruoso fan fatale interior y no encontraba desde tiempos remotos. A simple vista puede parecer una versión punto cero de las anteriores; pero no hace falta hilar demasiado fino para darse cuenta de las enormes diferencias (sic) que existen entre este 13 y sus paupérrimos predecesores. Puede sonar a chiste de pésimo gusto, pero no lo es. ¿Por qué? La respuesta es fácil: engancha. Engancha a saco, lo mejora casi todo (más abajo detallaré ese casi) y nos devuelve aquella añeja sensación de estar ante un título deportivo que simula sin perder su esencia de videojuego. A continuación los detalles. En plan retahíla de libro. Muy poco ilustre, lo sé; pero estoy enamorado y cuando uno se encuentra en ese estado hace y dice tonterías. Interpreten esto último como les venga en gana.

Desde la primera entrega de la actual generación hasta la presente se ha hablado much