This was a triumph

Siete años y quince días de ilustrismo

Escrito por en Comunicados - 27 junio, 2015

Según se dice, la vida humana tiene una evolución interna que va variando cada siete años. Hay progreso. También está escrito que ese sentimiento conocido como el amor solo dura siete años de media. Ya sea en una relación de amistad o de pareja. Cuando cumplí siete años me regalaron una Master System 2. Ahí se podría decir que empezó lo mío con los videojuegos. Hace siete años y quince días Andrés y yo pensamos que ya era el momento. Y pulsamos el botón de “crear blog” de la plataforma Blogger. Nacía El Píxel Ilustre.

Desde aquella entrada llamada “De como comenzar un blog sobre videojuegos”, que estaba borrada gracias a nuestras peleas con las bases de datos pero que hemos recuperado para esta fecha, ha llovido mucho. Pero muchísimo. Hemos pasado por varios rediseños bastante cutrongos hasta que hemos llegado a una versión en la que lucimos especialmente bien. Nunca será la versión definitiva porque todo siempre se puede mejorar y porque aún tenemos en la recámara un montón de buenas ideas que no hemos podido implementar y que ojalá que incluyamos en el futuro.

Pero quedarnos en los cambios en el rediseño sería bastante estúpido. Andrés y servidor comenzamos con 22 años en esto. Ahora tenemos 29 y ahí hay un mundo de por medio. No solo nosotros, toda la panda de ilustres, tanto redactores como lectores, que llevan un tiempo junto a nosotros también suman años. Y así es difícil no cambiar. Comenzamos escribiendo con multiples coñas por doquier. Joder, incluso hemos llegado a publicar notas de prensa en su totalidad. Eso si que parecía la coña definitiva. Ahora esto ha cambiado un pelín. Quizás algunos escribimos de forma un poco más seria pero no cambiar significaría estar en el mismo sitio en el que estábamos hace siete años. Y eso si que es un atraso.

Por suerte el equipo de El Píxel Ilustre lo integra un montón de gente que escribe de forma distinta y eso se nota. Que esta web sea un crisol de voces y estilos diferentes es una de las mejores bazas que tenemos. Cuando escribimos, claro. Con el incremento de edad llega el incremento de la responsabilidad y no todos podemos dedicarle a El Píxel Ilustre todo el tiempo que deseáramos. Ojalá fuera diferente pero no es el caso.

El Píxel Ilustre no nos da de comer a ninguno. Más bien al contrario. Y ojalá esto también fuera diferente pero hace tiempo Andrés y yo decidimos algo fundamental en nuestra filosofía: nunca incluir publicidad intrusiva en la web que pudiera enturbiar la experiencia al lector o publicitar videojuegos o compañías para que no se pusiese nunca en duda nuestra fiabilidad. Quizás hemos sido algo estúpidos por rechazar muchas ofertas publicitarias o por nunca poner referidos en nuestros antiguos Mercadillos o en nuestras más actuales guías de compra pero estos dos puntos están tatuados en nuestro ser. Nos encantaría pagar a todo aquel que escribe artículos en esta web porque pensamos que todo trabajo bien hecho debería estar remunerado pero aún no hemos encontrado una forma de solucionar esto. Ojalá esto pudiera cambiar.

Siete años y quince días dan para mucho. Dan para crear una comunidad como la nuestra que es una de las cosas que más nos inflan el pecho de orgullo: somos una de las webs sobre videojuegos en España con mayor gente en nuestro grupo de Steam, ya contamos con más de 5450 seguidores en nuestro Twitter, somos casi mil ilustres en Epildoritas… Una locura para una web humilde como la nuestra. Pronto volveremos a darle caña a nuestro Facebook y a nuestro Google + porque creemos que es importante hacerlo. Por eso mismo hemos creado una cuenta en Instagram, para seguir haciendo cosas nuevas en las redes que vemos viables. Y atentos a nuestro canal de Youtube que más pronto que tarde os traeremos sorpresas.

Siete años y quince días dan para mucho. Dan para poder llamar amigos a la gente que integra esta ilustre web. Dan para crear la mejor tienda de Madrid y el mejor local de ensayo de Manacor. Dan para crear vida (saludos a Simón y a Bernat, futuros ilustres).

Siete años y quince días dan para mucho. Dan para no tener suficientes palabras de agradecimiento a todos los que nos leen y comentan. Nosotros escribimos por placer pero nuestro mayor placer es ser leídos y crear debate. Sin la comunidad que tenemos no hubiéramos durado tanto tiempo, eso lo tenemos más que claro. No sé cuanto tiempo más estaremos dando guerra. No sé si seguiremos escribiendo por tres meses, tres años o siete años y quince días más. Lo que si sé es que el tiempo que sea seguiremos trayendo contenido propio como hemos hecho hasta ahora. Seguiremos buscando nuevas formas para sorprenderos. Intentaremos seguir mejorando como creemos que hemos hecho hasta ahora. Nos lo merecemos. Os lo merecéis.

Raciones de Epildoritas #128

Qué hay de nuevo, viejo