soulcalibur

Análisis: SoulCalibur V

Escrito por en Análisis - 3 diciembre, 2012

Por el culo te la hinco. Hoy toca analizar el Tekken de culos y tetas espadas. Como fan de la saga de las espadas del bien y del mal, me vi obligado a comprar a precio irrisorio este título para su uso y escaso disfrute. Aún recuerdo leer la noticia del creador del juego en VidaExtra. Un japonés con una camiseta fea over nain zousand que prometía volver a los inicios de la saga (SoulBlade). Esa declaración me levantó una erección permanente hasta que estuvo el juego unos cinco minutos en la consola, seis meses después de su lanzamiento. Ahí supe lo que siente una mujer engañada: mucho le habían prometido… hasta que se la habían metido.

Tiene que quedar claro que no es mal juego en sí mismo, lo malo es que lo que podría haber sido no le hace un juego especialmente bueno. JRAFICAZORLS, combates épicos… PERO SoulCalibur V es un juego vacío. Vacío como mi cuenta corriente o como el cuarto de baño de mujeres en El Vaticano. Si bien ofrece varios modos de juego, en ningún momento se te da aliciente para exprimirlo al máximo. Centrado principalmente al online, que ya sabemos que dignifica, ni si quiera te ponen un triste ending típico de los juegos de lucha al completar el modo de niveles o Arcade. ¿Por qué cojones iba a pasarme el juego entonces, con un personaje carente de tetas que a priori no mola?

El personaje que más puede molar es precisamente el invitado de esta edición: Ezio Auditore. Y como lo saben, sus combos son una puta mierda.

Contiene un esperado Modo Historia que dura menos que paja de quinceañero, y que no aporta nada salvo dos personajes nuevos y quizás algún arma. Armas que no tienen ni parámetros especiales ni poderes, y se obtienen jugando horas y horas a nada. Además, en Project Soul (parte de Namco que se dedica a la saga SoulCalibur) se han currado un modo que simula que juegas en red con otros usuarios, 250 para ser exactos. Simula, si. Es como si contaras como ligue cada mujer con la que te has tocado viéndola en el porno. Y no, ni Lexi Belle ni Abella Anderson han sido tus novias, ni tu has derrotado a 250 personas por mucho que así te lo pinten.

“Tú,tú,tú,tú… se me ha ocurrido una idea loca. Vamos a poner un mapa en el modo historia, para que parezca que va a ser como el Edge Master Mode de SoulBlade… pero luego será una mierda. WUAJAJA”

Diario de desarrollo de SoulCaliburV. Día 1.

Dificultad descompensada, como el vello en las cejas de Gallardón, en la que el difícil es fácil pero el muy difícil es imposible… o mas bien, como suelo decir para que me entendáis, tiene Dificultad Stivie Wonder: en facil no te ven y en dificil te enchufan sin verte. Además con un repertorio de personajes nuevos con desafortunados nombres como Viola o Pyrrha (que suena como tirarse un pedo sentado en una silla). Hay TRES personajes dedicados a ser otro al azar (como Mokujin en el Tekken), o los hay que simplemente son los mismos que han quitado de ediciones anteriores pero con otra “skin” (como el caso de Natsu, que sustituye a Taki). Incluso te meten con calzador el estilo de lucha de Devil Jin, por si no te había quedado claro que son los mismos que han hecho el Tekken, prácticamente.

Con Andresito como personaje, el plantel mejoraría peligrosamente a épico.

Para ese par de cojones, ya está el editor de personajes que te permite crear a tu muñeco a medida usando los movimientos de uno ya existente. Editor, por cierto, cojonudo gracias al cual puedes dar rienda suelta a tu imaginación y hacerte personajes bastante graciosos como Blastoise, Hello Kitty o el poco original cuando llevas 10 minutos en el online, Ned Stark. De hecho, como los personajes no me aportaban una puta mierda, me he tirado mucho mas tiempo creando muñecos que pegándome con ellos.

Desde clavar a Hisen-ko hasta ponerte a repartir con Pikachu. El editor de personajes sin duda LO MEJOR DEL JUEGO.

¿Pero sabéis que es lo mejor? ¿LO MEJOR DE LO MEJOR? Que este análisis NO OS INTERESA UNA MIERDA. Que no pensáis jugar a este juego y que cuando habéis pinchado para leerlo es para poner “es una mierda, se veía venir”, “si esque para que te compras estas cosas, Ballesteros” o “¿eres el nuevo Galious o que?” en comentarios. Por lo que, amigos, ha llegado el momento de analizar lo que realmente interesa. Ha llegado el momento de…

 

El arma secreta de Namco Bandai para este juego: el TitsEngine. Sus físicas absurdas en las que a veces los luchadores vuelan a cámara lenta por una hostia, o rebotan metro y medio del suelo quedan totalmente anuladas por la perfección con la que los pechos hacen boing. Da igual su volumen en centímetros cúbicos. Da igual que sea perita o ubre. Los pechos botan con una armonía de escándalo. Casi hipnótico. Seguramente han encontrado la proporción aurea del número de poligonos por pechote, o están muy, muy cerca de conseguirlo.  Puedes despelotar a tu personaje favorito, pero para dejar contento a todo el mundo, no sólo puedes ver los grandes senos de personajes originales como Ivy: en el increíble editor puedes elegir el volumen tetil de tu personaje femenino. ¡¡Hazlas a tu gusto y míralas botar durante tus peleas!!

Las braguitas (que no bragas, ojo) que vienen por defecto muestran directamente la hucha en un culo mas redondo que el balón del FIFA, siendo esto otra de las grandes características del TitsEngine: también potencia los culos. Por desgracia, el volumen del pandero no lo puedes incrementar locamente para crearte a Jennifer López o Carmen de Mairena. Punto negativo que aleja a SoulCalibur V del GOTY y acerca a Alonso a Ferrari.

Por lo que, con todo esto, sospecho que al igual que los chicos de Visceral Games se vieron imágenes de autopsias y cuerpos desmembrados para hacer Dead Space, en Project Soul se han pasado días y días viendo gifs de tetas botando para mejorar, increíblemente, este aspecto. También mencionar la facilidad que tienen las faldas para subirse y mostrar la ropa interior. Sorprendente a la par que innecesario porque puedes hacer que tu personaje luche directamente en paños menores: algo que hace el 80% de los jugadores contra los que he luchado online.

Teniendo en cuenta que SoulCalibur IV es de 2008 y viendo la puta mierda que han avanzado en modos de juego, que es lo que realmente debería importar en un juego de lucha, ya sabemos en que han estado indagando estos cuatro años. Apuesto a que al público japonés esto le ha llegado al micropene alma y no la posible vuelta a sus orígenes. Viendo, además, su campaña de publicidad ya mencionada por el ilustrísimo Kirkis, siempre quedará abierto el debate de si el sexismo hace vender realmente tantos juegos. Que parece ser que es un SÍ rotundo porque SoulCalibur V es un espectáculo visual en escenarios y personajes, musicalmente está a la altura, es entretenido para un rato… pero él mismo se encarga de no enamorarte… porque ni quiere, ni le interesa.

Y no pongo mas gifs de tetas o culos que no soy John Carca. Él y sólo él sabe poner cantidad y calidad.

John Carca GOTY 2013

Baldur's Gate Enhanced Edition es un desastre