Por qué L.A. Noire NO debe ser GOTY

Escrito por en Artículos - 22 Diciembre, 2011

Si hay un juego que, pese a recolectar notas casi perfectas en su lanzamiento, es el gran ausente en todas las quinielas y aspirantes a GOTY que se están publicando en muchas webs y blogs es el último título de Rockstar: L.A. Noire. Y no es porque el título salió a la venta en mayo y seis meses en este mundillo parece que son una eternidad (posiblemente, ese también es el motivo por el que el pasado noviembre ha sido terrible para nuestra economía), sino porque el juego tiene muchas papeletas para convertirse en la gran decepción de 2.011.

Basta echar un ojo al artículo donde os dejamos elegir el peor juego del año para ver que hay mucho rencor sobre L.A. Noire. No son pocos los que lo votan, incluso por duplicado o triplicado… Yo, sin embargo, no creo que sea el peor juego del año; yo ya tengo mi ganador y pronto os hablaré de él. Tampoco creo que el celebérrimo análisis de Andresito sea el causante de tanto odio y, la verdad, yo también he jugado a L.A. Noire, me lo he pasado y estoy de acuerdo con gran parte de las palabras de Andresito. Sin embargo, me quedé con las ganas de hablar un poco sobre él y esta serie de artículos me servirá para quedarme a gusto.

L.A. Noire parecía a destinado a transformarse en el GTA de mafiosos. El GTA de pistoleros que fue Red Dead Redemption dejó el listón bastante alto y, por si no bastara con la expectación que crean los títulos de Rockstar por si solos, cada trailer que aparecía, desplegando ese espectáculo visual que eran las capturas faciales nos dejaba a todos babeando y suspirando por el juego.

 

No hizo falta que me apuntaran con una pistola para que comprara el juego

Pero salió L.A. Noire, las alabanzas hacia el juego fueron prácticamente unánimes y a muchos aficionados nos la metieron doblada. A mi el primero… Y mira que los primeros casos me engancharon, pero cuando me di cuenta que llevaba 5 veces siguiendo exactamente los mismos pasos para completar cada caso mi interés empezó a decaer… Hasta que acabé el juego por pura inercia…

Pal tuenti…

 No es solo la repetición en las mecánicas del juego, ya de por sí algo no demasiado divertidas, los famosos interrogatorios, esa gran novedad que nos prometían, resulta algo terriblemente mal aprovechado. La mayoría de veces, esperaremos a ver una absurda mueca del sospechoso para decantarnos por una de las tres imprecisas opciones verdad, mentira, y beso duda con las que podemos arrancar la verdad al sospechoso, aunque Cole Phelps se salga por la tangente y diga algo absolutamente opuesto a lo que pensamos que dirá.

 

A ver cual enviamos al talego…

Pero ¿sabeís que? Eso NO IMPORTA… Es absolutamente irrelevante que hayamos conseguido todas las pruebas o no, que interroguemos correctamente al sospechoso. Si tiene que acabar en la cárcel, acabará en la cárcel. Si tiene que acabar en la calle, acabará en la calle. Poco importan nuestras pesquisas y averiguaciones y (SPOILER ALERT!!) que pese a que todos los indicios apuntaban a su culpabilidad al final aparece un asesino que junta con una grapadora todos los asesinatos. Y para mí, eso es lo peor de L.A. Noire, la poca repercusión de nuestros hechos sobre el devenir de la historia, una historia que ya está definida nada mas le demos al botón de start y que nada podremos hacer para modificarla.

A éste le toca el trullo, pues ¡al trullo con él!

Lo absolutamente tediosas e innecesarias que resultan las tareas secundarias, ese aviso a la radio que, curiosamente, está siempre en la otra puta punta de la ciudad para que así nos recreemos conduciendo por ese escenario de cartón piedra digital que es la recreación de Los Angeles que nos ofrece el Team Bondi, esa ciudad vacía que solo nos servirá para buscar unas chapitas o unas latas de películas y nada más, no contribuyen demasiado para contribuir positivamente en el conjunto del juego. Son un estúpido divertimento para los cazadores de logros, que se apuntarán unos cuantos más en su palmarés si pierden el tiempo paseándose y rebuscando. Si ellos son felices así, me alegro por ellos.

 

Así, de casualidad, me encontré 3… Que divertido…

L.A. Noire es una mona vestida de seda, un juego que pretende suplir sus carencias jugables con un espectacular despliegue gráfico. ¿Qué las animaciones faciales de los personajes son la hostia? Cierto, a pesar de que todas las mujeres sean casi tan feas como en Oblivion. Pero eso no es suficiente para hacer un buen juego. Ni eso ni una buena banda sonora ni las espectaculares físicas de la capa… Pero eso creo que todos lo sabemos ¿Me equivoco?

Hay que ser rata e hijo de puta

Entrevista con Tribute Games