Minijuegos Ilustres

Escrito por en Artículos - 6 abril, 2010

minij

En muchos videojuegos, principalmente JRPGs, tenemos la posibilidad de participar en entretenidos minijuegos que forman parte de la historia. Algunos son más importantes y otros lo son menos, pero si están bien hechos pueden suponer un excelente respiro con respecto a la jugabilidad normal del título en cuestión, a la vez que un fuente de vicio y adicción extra. En este artículo, pues, voy a tratar de recopilar precisamente eso, los mejores minijuegos que podemos disfrutar dentro de la historia principal del juego. Es decir, que nada de modos de juego extra de juegos de lucha ni nada parecido.

Triple Triad (Final Fantasy VIII)
Resulta imposible empezar una lista como esta sin el único minijuego que es mejor que el propio juego en el que está englobado. Triple Triad es diversión en estado puro y todo lo que lo rodea es simplemente genial. El sistema, que al principio puede parecer bastante simple, se va haciendo complejo a medida que importamos normas de diferentes continentes y las incorporamos a nuestro libro de reglas. La variedad de cartas, que resulta abrumadora desde el principio, incita a ese entrenador pokemon que todos llevamos dentro a hacernos con todas, aunque para ello tengamos que seguir por tierra, mar y aire a un puñetero alien o viajar hasta una jodida estación espacial. Yo no sé vosotros, pero de las 80 horas que tuvo mi partida de Final Fantasy VIII, por lo menos 20 se fueron en jugar a las cartas.

Hasta la música es jodidamente brillante

Concurso de Cocina (Suikoden 2)
Este es, posiblemente, el minijuego más extraño de todos los que voy a listar en el artículo. Y no es para menos, al fin y al cabo, todo lo que tenemos que hacer en estos simpáticos combates culinarios es elegir nuestras recetas e ingredientes y batirnos en duelo singular contra otros reconocidos cocineros de todo el