Los juegos de Master System de 2.000 pelas (Ver 2.0)

Escrito por en Artículos - 16 julio, 2010

Otro que rebusca y escarba. El veranito ya está aquí y eso se nota: a excepción de Andresito, aquí no escribe ni cristo y ya era hora de darle un merecido descanso (aunque breve) y publicar algún artículo. Aunque sea otro artículo recuperado, en este caso de El Laberinto de Galious, blog de breve existencia que me valió la entrada entre esta ilustre pandilla de vagos maleantes redactores. Os dejo con el primer artículo que publiqué, ampliado y corregido para la ocasión (¿Quien pidió Remakes?). Disfrutenlo con una cervecita bien fría que el calor aprieta.

Atención: las cantidades monetarias de este artículo están expresadas en pesetas. Para su conversión, 1 Euro= 166,67 Pesetas

Entre todos los juegos del catálogo de la Sega Master System había unos cuantos que destacaban y pocos eran los poseedores de la consola que no tenía uno o varios de estos juegos en su ludoteca particular. Y no destacaban por su calidad, ni por el carisma de su protagonista, ni especialmente por su portada. ¡Destacaban por valer solo 1.995 pesetas!

Y es que cuando tus padres te daban solo 500 pesetas de paga a la semana y con ello tenías que ir al cine y sobrarte dinero para comprar chuches durante la semana, la capacidad de ahorro era bastante reducida y poder comprarse un juego de 5.000 pesetas quedaba reservado a grandes celebraciones como cumpleaños, navidades y buenas notas (y no me refiero a suspender menos de 3). Mas aun considerando el agravante que supuso pasar de los cassetes de los MSX, Amstrad y Spectrum a los cartuchos de las consolas… Mientras que el precio medio de un cassete rara vez pasaba las 1.000 pesetas, la mayoría de los cartuchos valían 5 veces mas, para algarabía de nuestros sufridos padres.

Afortunadamente, había una parte del catálogo a precio reducido. No eran grandes juegos pero sí que servían para pasar el rato mientras esperábamos una ocasión señalada para que nos regalaran otro.

Puede que hubiera más, pero recuerdo unos cuantos. Algunos los tuve, otros me los dejaron y otros solo los ví en las tiendas.

Así de pronto, me acuerdo de estos:

Black Belt

Juego de hostias habitual. Tipo con kimono repartiendo a diestro y siniestro. Recuerdo que me hacía mucha gracia que los enemigos se deshicieran en cachitos al morir. Alternaba unas fases a lo beat’em up con los jefes finales, con unos sprites bastante mayores y pasando a un sistema de lucha de uno contra uno.

Visto así, si que se parece

Gracias a Pixfans me enteré que el juego era una adaptación al mercado occidental de un juego basado en el manga “El Puño de la Estrella del Norte”… Y entendí lo de hacer cachitos a los enemigos.

Action Fighter

Un ejemplo de juego variado. Al principio de cada fase empezábamos controlando una moto, surcando la carretera a toda velocidad y recogiendo varios Power-Ups. Tras recoger unos cuantos, ¡¡¡la moto se transformaba en un coche!!!

Y no se acaba aquí, tras recoger varios Power-Ups mas, el coche desplegaba las alas y encendía las turbinas. A partir de ese momento, el juego mutaba a un shooter tipo 1.942, con aviones, barcos, porta-aviones y helicópteros enemigos a abatir.

¿Pluriempleo con la moto de Hang-On?

No era un juego especialmente brillante, pero sí que me mantuvo entretenido durante un buen tiempo.

World Grand Prix

No creo que pueda escribir mucho más que lo que está escrito en El Blog del Jumafas sobre este juego. Se trataba de un juego de conducción con el que debías superar el circuito en un tiempo determinado y no llegar primero que otros coches a la meta. Como punto interesante, se incluía un editor de circuitos para que crearas una pista a tu gusto.

Aquí fue cuando me di cuenta que los juegos de conducción no eran para mi

The Ninja

Recuerdo que era extremadamente difícil. Para completar el juego con éxito había que recoger 5 rollos de pergamino verdes que estaban dispersos por el mapa de los cuales solo llegué a encontrar 3. Muchos enemigos, lluvias de shurikens, ninjas ocultos que aparecían a traición. Me proporcionó muchísimas horas de diversión/frustración. Las 2.000 pesetas mas amortizadas de la historia.

Encuentra aquí un pergamino verde, si tienes cojones

My Hero

Recuerdo haber echado alguna partida a este juego. Se trataba de un beat’em up/plataformas con el típico argumento chico salva chica secuestrada por chicos malos dándose de hostias por el barrio. Entonces no nos hacía falta nada mas complicado.

¡Toma botellón!

Fantasy Zone

Para acabar, Fantasy Zone. Quizás el único de los juegos de 2.000 pelas que tiene algo de fama. Nunca he jugado ninguna partida pero sí recuerdo que pude elegir entre el World Grand Prix y éste. Me equivoqué.

Gradius on LSD

Y, para que veais que no nos tocamos tanto los cojones, cuatro juegos, cuatro, se incorporan a esta Ilustre lista:

Super Tennis

¿Acaso creíais que eso de poner “Súper” en el título de los juegos lo inventó Nintendo? Pues no, Super Tennis es la prueba de ello, y también prueba que el hecho de llevar la palabra “Súper” en el título no hace que el juego sea mejor, ya que era un juego bastante cutrecillo. Al menos en el tenis de la NES teníamos a Mario de árbitro.

A un paso de Virtua Tennis

Pro Wrestling

El único juego de lucha libre al que he jugado. Y el único al que jugaría a día de hoy, las franquicias basadas en la WWF o lo que se llame ahora (yo lo llamaba “Pressing Catch” y tan contento) no me interesan un pimiento, pero los luchadores cabezones de este Pro Wrestling son puro HAMOR pixelado. Y haré un “abrazo del oso” al que ose contradecirme en los comentarios.

Los adoptaría si pudiera

Transbot

En mi puta vida he jugado a Transbot, pero por el hecho de aparecer un Transformer de los chinos en la portada le hace merecedor de aparecer por aquí. Por lo visto, era parecido a Action Fighter pero con scroll horizontal en lugar de vertical. Eso y con un robot. Acierto asegurado.

Al mono serio también le gustan los robots

Secret Command

Secret Command…. ¡Cómo pude olvidarme de Secret Command! ¡Con la de partidas a dobles que jugué a este juego! Por lo visto, es una adaptación no autorizada de la película Rambo II (no recuerdo donde lo ví) y el parecido de los personajes con el Estalone era bastante evidente. Juego de tiros y explosiones que gracias al modo de dos jugadores nos daba diversión infinita. El único juego de 2.000 pelas que puede estar orgulloso de perdurar en el tiempo: desde hace poco está disponible en la Consola Virtual de Wii. Para quien lo quiera…

El chiste “¡No siento las piennas!” aun no existía cuando jugaba a esto

Como habeis podido notar, para ofrecer estos precios reducidos, el primer recorte se iba al departamento de diseño gráfico: todas las portadas son malas a rabiar, dignas de entrar en cualquier ránking de portadas horrorosas. Sin embargo, los juegos en sí eran bastante entretenidos sin tener unos gráficos o sonido que exprimiera al máximo las posibilidades de la consola…

…Y por lo menos solo habíamos pagado 2.000 pelas.


Ofertas en la EA Store

Arcade Aid, encuentra el juego