Archivo de la etiqueta: Retro Amor

SEEE-GAH!

Retro Amor: The Story of Thor

Escrito por en Retro Amor - 15 mayo, 2015

Es habitual que los mejores juegos aparezcan cuando el fin de ciclo está cercano. Los últimos juegos del catálogo de una consola suelen coincidir cuando ya existen alternativas más potentes en el mercado y, pese a que muchas veces aprovechan mucho mejor el rendimiento del hardware que los titulos anteriores, grandes juegos pasan desapercibidos por el mero hecho de que la atención ha pasado a las consolas de nueva generación. The Story of Thor es uno de estos juegos.

PIKA PI

Retro amor: Pokémon Pinball

Escrito por en Retro Amor - 27 febrero, 2015

Entre los cacharros que más relación han tenido con los videojuegos desde su nacimiento probablemente uno de los que se lleven la palma en cuanto a parentesco sean los pinballs, llegando al punto de que incluso en algunos lugares compartieron espacio físico con forma de salón recreativo. Con el tiempo,  estos dieron el salto a los ordenadores personales y las videoconsolas, hecho por cual Nintendo vio un señor filón al unir sus ideas a aquellas que hicieron grandes a la saga de la pequeña rata amarilla del infierno.

Monos que ruedan a toda hostia. Monos temerarios. Monos a tope.

Retro amor: Super Monkey Ball

Escrito por en Retro Amor - 17 febrero, 2015

Ser un mono siempre ha estado bien valorado dentro de la cultura contemporánea. Sin ir más lejos King Kong lo petó allá por 1933 y dio lugar a descendientes directos en otros ámbitos como el nuestro, el de los videojuegos, con aquel Donkey Kong de Miyamoto y Yokoi. Lo cierto es que ser un villano secuestra señoritas lo mismo parece un buen plan, pero ser un mono que va metido en una bola como si fuera un hámster XXL no es tan fácil, aunque desde luego gratificante es un rato.

No tiene puro, sombrero, ni monóculo, pero lo parte igualmente

Retro amor: Pac-Man

Escrito por en Retro Amor - 17 diciembre, 2014

Aunque tengo más lagunas de las que quisiera, muchos son los juegos que se me ocurren para definir cómo ha ido mi vida en este mundillo desde que probé aquel lejano Keystone Kapers en una Atari 2600. Pero eso no es más que mi visión, y al igual que las vuestras probablemente difiera de lo que viene siendo un hipotético canon del videojuego en el que se encuentren esas joyitas que, se mire por donde se mire, han guiado al resto de producciones marcando tendencias, creando estilos, mecánicas y en definitiva: petándolo. Pac-Man probablemente sea uno de sus ejemplos más claros, y lo cierto es que a pesar de ser el representante supremo del ilustrismo, nunca le habíamos dedicado un texto.

¡Trata de arrancarlo!

Retro Amor: Colin McRae Rally

Escrito por en Retro Amor - 28 noviembre, 2014

Probablemente si pensamos en algún simulador de conducción dentro del catálogo de PlayStation se nos vengan a la cabeza títulos como los Gran Turismo o Formula 1. La serie de Polyphony Digital dio un paso brutal en cuanto a realismo automovilístico y consiguió que muchos nos enganchásemos intentando conseguir todos esos carnés, coches y trofeos como si juegos de Steam se tratasen.

Un clásico infravalorado

Retro Amor: Flink

Escrito por en Retro Amor - 18 noviembre, 2014

1994 fue un año clave en la historia de Mega Drive. Super Nintendo se la sacaba y la agitaba presumiendo de tenerla muy gorda.  La masa gamera entraba en éxtasis imaginando los chorrocientosmil polígonos a velocidad absurda que traía la inminente nueva generación. Era el momento de darlo todo y la 16 bits de SEGA (recordamos que se pronuncia con E larga y canturreo, gracias) estuvo a la altura: no solo recibió el mayor número de lanzamientos anuales hasta entonces, sino que la mitad de lo imprescindible de su catálogo vio la luz en aquel movido 94.

¿Mario Kart 64?, vamos, no me jodáis

Retro Amor: Crash Team Racing

Escrito por en Retro Amor - 6 noviembre, 2014

Todos, sin excepción, alguna vez en esta vida hemos copiado como malos hijos del demonio que somos. Que levante la mano el primer cerebrito que no haya sacado un chuletón en el instituto o haya calcado medio examen de un compañero. Algo así hicieron los señores de Naughty Dog hace ya varios años, cuando, tocándose los bajos de manera ostentosa en dirección a Nintendo, se sacaron un copia-pega-maquilla de la saga de carreras de Mario… y lo cierto es que les salió bien redonda la jugada.

Sonic who.

Retro Amor: Crash Bandicoot

Escrito por en Retro Amor - 14 octubre, 2014

Hay varias épocas tanto o más oscuras que el tracto rectal de Rouco Varela dentro del mundo del videojuego. Una de ellas se inicia con la puesta en escena de las consolas de 32 y 64 bits, sucesoras de mastodontes como Mega Drive, Super Nintendo o Neo-Geo, quienes nos hicieron babear durante años con maravillas pixeladas. El caso es que a mediados de los 90 muchos juegos supusieron patadas en los hocicos del buen gusto, y bastantes de los que por entonces parecieron apañados ahora dan la sensación de ser abueletes reumáticos. Sin embargo, Crash Bandicoot emerge entre toda esa maraña de juegos rotos y reivindica sus buenas maneras mientras mira con desdén a la pila de mierda sobre la que se sustenta.

Y sin embargo no suenan para ningún equipo

Top 10: juegos deportivos que han envejecido mejor que Míchel

Escrito por en Artículos, Retro Amor - 8 septiembre, 2014

Aunque todavía no lo sepáis, muchos de los simuladores deportivos actuales, los cuales rebosan jraficazos con texturas hasta para los poros de la piel, acabarán no ya obsoletos, sino incrustados en el cementerio de las obras que se van al garete porque su jugabilidad ha quedado más que desfasada por el tiempo. Por poner un ejemplo, FIFA 98 lo petó en su tiempo… y de no ser por que incluía un “modo fútbol sala” de él ahora no se acordaría ni Panete. No obstante, hoy no venimos a reivindicar bodrios, sino que vamos a reconocer a aquellos que a pesar de haber envejecido, lo han hecho de manera más que digna.

Cowabunga lo será tu puta madre

Retro ¿Amor?: Las Tortugas Ninja para MSX

Escrito por en Retro Amor - 6 julio, 2014

Si hay una piedra con la que tropecé mil veces durante mi infancia y pre-adolescencia fue comprar juegos basados en licencias. Si los tropiezos hubieran sido literales, los dedos de mis pies serían a día de hoy muñones deformes de tanto impacto. Me la colaban siempre: adaptaciones peliculeras, de diversos arcades, de los juguetes de moda. Y me parece recordar que uno de los últimos juegos que compré para MSX antes de pasarme al consolismo fue este juego de las Tortugas Ninja… Y os aseguro que me arrepentí de ello.

El Dark Souls de los 16bits

Retro Amor: Shadow of the Beast

Escrito por en Retro Amor - 3 junio, 2014

Se acerca el E3, y si hay un juego del que me gustaría saber algo más es del nuevo Shadow of the Beast para PS4 anunciado el año pasado. Aunque no espero más que un Hack & Slash con QTE’s a punta pala que aprovecha el tirón de un nombre conocido por los jugadores de 30 y pico que disfrutaron con el título de Psygnosis, el hecho de ser precisamente un jugador de 30 y pico que disfrutó con el título de Psygnosis hace que me sienta atraído por este renacimiento.

El padre de los beat'em up cooperativos necesita un Ilustre homenaje

Retro Amor: Double Dragon

Escrito por en Retro Amor - 14 mayo, 2014

Acabo de darme cuenta que pese a nombrarlo en varias ocasiones como uno de los juegos que más me ha marcado como jugador, no hay ningún texto dedicado exclusivamente a Double Dragon. Llegó la hora de ponerle remedio y dedicarle un merecidísimo Retro Amor a un título que debería ser reconocido por todo aquel que se denomina aficionado a los videojuegos.

Los 128 bits ya son retro

Retro Amor: The Mark of Kri

Escrito por en Retro Amor - 11 marzo, 2014

Os pido permiso para hacer el primer Retro Amor de un juego de Play Station 2. A pesar que todavía haya estanterías o cajones con “seminuevos” en el GAME, creo que con Play Station 4 ya en el mercado, dando un salto de dos generaciones, y que el juego en cuestión tenga ya más de 10 años son motivos suficientes para hacerlo. Además, si no me dais permiso me la suda, porque ahora mismo me apetece hablar de The Mark of Kri y así lo voy a hacer.