Chipset-0

Escrito por

Cada nueva edición de Ludum Dare suele traernos un gran plantel de videojuegos independientes. Aunque suele haber bastante juego que pasará desapercibido para los anales, si se rebusca dentro de la gargantuesca cantidad de títulos que se desarrollan en esta competición de puro amor por los videojuegos, siempre se encuentra algo a destacar. Y ahora que he empezado a visitar los títulos de la trigésima edición, que tiene como motivo "mundos conectados", ya me he encontrado con algunos pequeños videojuegos que merecen la pena. Hoy me toca hablar de...

Análisis: Electronic Super Joy

Escrito por

Teniendo en cuenta los años de sequía plataformera de calidad en dos dimensiones que vivimos hace no mucho, uno pega un vistazo a tiempos recientes y no puede evitar sonreír viendo los juegazos que han ido proliferando desde hace unos años hasta ahora. Obras como los Rayman, Sonic Generations o Super Meat Boy volvieron a abrir paso al que quizás fuese El Género en tiempos de Super Nintendo y Mega Drive. Hace cosa de un año Electronic Super Joy se subió a este carro siguiendo a su manera la...

'Time's End' es un señor tributo a la música de Majora's Mask

Escrito por

Como venía diciendo ayer, Majora's Mask es uno de los Zeldas más importantes que existen, y aunque no supo distanciarse gráficamente de Ocarina of Time, lo que no le habría venido nada mal; sí lo hizo en cuanto a mecánicas, interpretaciones y ambientación. Y como han anunciado su remake para dentro de unos pocos meses, en 2015, qué mejor forma de anticipar su llegada que con un poquito de música de un proyecto tan interesante como Time's End.

Retro Amor: Crash Team Racing

Escrito por

Todos, sin excepción, alguna vez en esta vida hemos copiado como malos hijos del demonio que somos. Que levante la mano el primer cerebrito que no haya sacado un chuletón en el instituto o haya calcado medio examen de un compañero. Algo así hicieron los señores de Naughty Dog hace ya varios años, cuando, tocándose los bajos de manera ostentosa en dirección a Nintendo, se sacaron un copia-pega-maquilla de la saga de carreras de Mario… y lo cierto es que les salió bien redonda la jugada.

Dragon Age Keep: Importación de partidas DIY

Escrito por

Resulta que un servidor anda rejugándose Dragon Age: Origins para tener algo que importar al inminente Dragon Age: Inquisition y hoy mismo me entero (quizás por no haber buscado antes y entonces me lo merezco) que no es posible la importación de partidas de los anteriores Dragon Age. Entonces, para quitarnos un poco el sabor de chapuza de la boca, EA ha lanzado la aplicación Dragon Age Keep.

El valor del tiempo

Escrito por

Tu tiempo vale el tiempo que te quede. Ley de oferta y demanda. Básico. Cuando un bien sobra y la demanda está cubierta, su valor es menor. Según va escaseando, el precio sube. Cuando eres adolescente tienes todo el tiempo del mundo para malgastar. Puedes molestarte en conocer a gente insulsa, practicar hobbys estúpidos o remolonear en la cama los sábados. Puedes pasar por varias mujeres de tu vida, que siempre habrá tiempo de encontrar la definitiva (o no). Si tienes más de 25 años y sigues perdiendo el...

Jugadores veganos añaden más leña al fuego

Escrito por

Por si no teníamos suficiente con sentirnos culpables y/u ofendidos cada vez que manejábamos un personaje femenino con una talla de sujetador de tres cifras, el colectivo de jugadores veganos denominado VeGamers han decido saltar a la palestra y echar más leña al fuego al ya de por sí aborrecible fenómeno del #GamerGate.

Retro Amor: Crash Bandicoot

Escrito por

Hay varias épocas tanto o más oscuras que el tracto rectal de Rouco Varela dentro del mundo del videojuego. Una de ellas se inicia con la puesta en escena de las consolas de 32 y 64 bits, sucesoras de mastodontes como Mega Drive, Super Nintendo o Neo-Geo, quienes nos hicieron babear durante años con maravillas pixeladas. El caso es que a mediados de los 90 muchos juegos supusieron patadas en los hocicos del buen gusto, y bastantes de los que por entonces parecieron apañados ahora dan la sensación de ser...