El fin de la Saga Estrella de la Plei

Analisis: Uncharted 4 – El desenlace del Ladrón

Escrito por en Análisis - 4 Julio, 2016

Para los que vivimos la infancia y la adolescencia durante los 80, el género de aventuras tiene nombre y apellido: Indiana Jones. El Dr. Jones nos dejó dos grandes aventuras gráficas, pero a nivel de juegos de acción se quedó un poco manco. Lara Croft fue un estupendo relevo durante la primera generación poligonera y Nathan Drake recogió el testigo ya en la PS3 para volver a llevar los juegos de aventuras a primera línea. Y ahora nos despedimos del Sr. Drake en una de las exclusividades más esperadas de Playstation 4: Uncharted 4: el Desenlace del Ladrón… ¿En serio no había una traducción mejor para “A thief’s End?

uncharted402

Hace dos veranos, planeando ya el relevo generacional, me dispuse a despedir a lo grande mi PS3 como consola principal con una maratón de la trilogía Uncharted. Me parecieron títulos muy entretenidos, con un nivel técnico excelente (aunque se notaba que el primero ya había salido seis o siete años antes que lo jugara) y, lo más importante, una historia atractiva. El rollo de la arqueología destructiva al Indy Style siempre divierte y pasar del “¡Debería estar en un museo!” a la destrucción de los restos ocultos de una civilización legendaria es algo de lo que no nos aburriríamos aunque lo viviéramos cientos de veces.

uncharted403

Uncharted: El Tesoro de Drake sentó muy bien las bases de la saga, Uncharted 2: El Reino de los Ladrones le añadió tantos mercenarios como para llenar un campo de fútbol y así saciar nuestras ansias de headshots (en serio, maté a tanta gente que llegué a sentirme hasta mal… ¿tendrían familia? ¿les pagarían lo suficiente como para exponerse a morir tan gratuitamente?). Uncharted 3: La traición de Drake pulió mucho más la forma de presentar la historia y definió lo que para mi deberían ser los Triple A de acción y aventura. Cada juego me parecía más pulido, más espectacular y mejorando la narrativa del anterior título. Uncharted 4: el Desenlace del Ladrón ha seguido esa línea y no ha decepcionado en absoluto.

uncharted405

Vamos a decir primero lo que no es Uncharted 4. Los que buscan una curva de dificultad desafiante en lo que deberemos exprimir al máximo el árbol de habilidades y el sistema de combate para disfrutar al máximo la experiencia no verán en Uncharted 4 el mas mínimo atractivo. Tampoco lo encontrarán los amantes de los shooters, en los que la precisión y la habilidad para cubrirse y disparar es imprescindible para avanzar en el juego. Tampoco es el juego de los amantes de las plataformas que buscan hacer saltos y cabriolas imposibles para alcanzar el próximo nivel.

uncharted407

Y todo eso es porque Uncharted 4 es mas o menos tan desafiante como el perrito del anuncio de Scottex. El juego se divide en dos partes claramente diferenciados: saltitos y disparos. En las partes de saltitos basta buscar las cornisas con el borde blancuzco para seguir adelante; mirad si la cosa se nos pone fácil que un duendecillo debe haber espolvoreado con magnesio los asideros para no nos escoñemos al escalar. Las partes de disparos son menos numerosas que en otras entregas (he pasado de las 962 bajas de Uncharted 2 a “solo” 560 en Uncharted 4. Será que el Sr. Drake ha conseguido que la especie “mercenario humano” entre en la lista de especies en peligro de extinción) y el mismo duendecillo que nos ha pintado las cornisas nos ayuda a apuntar al enemigo que tenemos más cerca, algo opcional pero que a la gente que la parte que menos le gusta de los Uncharted es la parte de disparos nos lo hace algo más llevadero.

uncharted406

Pero Uncharted no es eso. Uncharted es espectáculo. Hay puentes que se rompen al pasar, explosiones programadas al milímetro, persecuciones en moto, saltos de coche en coche, mecanismos arcaicos que funcionan tras 300 años y, sobretodo, muchísima destrucción de patrimonio histórico. Todo sea por el tesoro del pirata Henry Avery, una obsesión infantil del Nathan Drake y su hermano Sam. Quizas una jugabilidad más exigente no proporcionaría la fluidez necesaria para que Uncharted 4 funcione como funciona: el juego nos incita a seguir hacia delante sin entretenernos en chorradas ni en explotar ese modo foto que han puesto y que ha hecho maravillas entre los adictos a Instagram. Uncharted 4 sabe bien lo que hace y esta vez nos encontramos con los escenarios más amplios y explorables de la saga. Por primera vez no hay un único camino para avanzar y hasta que nos ponen un jeep de adamantium y una lancha de japonio para que rebusquemos a gusto esos tesoritos brilli-brilli y las anotaciones del diario que tanto gustan a los completistas.

uncharted401

La despedida de Nathan Drake deja el listón muy alto para futuros juegos de aventuras. El nivel técnico es sobresaliente y las 17 horas que he necesitado para acabarlo no han tenido ningún momento de bajón ni aburrimiento. Además, Naughty Dog ha aprovechado este broche final de la saga para homenajear en varias ocasiones al broche inicial de su carrera: Crash Bandicoot. Ahora habrá que ver quien se queda con el trono de los juegos de aventura: Kratos & Son o Lara Croft.

Guitarritas para los fans de Sonic

Recomendaciones de las ofertas de PSN