Marchando una de Indie Royale...

Escrito por en Artículos - 8 mayo, 2012

Como muchos ya sabréis, estamos en época de nuevo bundle indiegenista de la mano de la gente de Indie Royale, al que han bautizado con el original nombre de “Hurra de Mayo” que suena algo pocho, pero que inglés tiene rima salsera “May hurray”, será por lo del 5 de Mayo… En fin, nombres ridículos aparte, lo que importa es saber si podréis encontrar algún título que os llame mínimamente la atención como para rascaros el bolsillo, por lo que previamente nos lo hemos rascado nosotros y así contaros que tal es la mezcla en esta ocasión.

Dungeon Defenders

Empezamos por la joya de la corona, en cuanto a este bundle se refiere, el título que sin duda hará que te decidas a comprarlo o no. Para los que no lo conozcan: hablamos de un Tower Defense bastante distinto a lo habitual, una curiosa mezcla de juego de acción, rol y tower defense, que ampliaré en un momento, y que además tiene su razón de ser en el multijugador, ya que aunque uno puede entrenar solo, el juego no está diseñado para esto, se hará tremendamente difícil si no cooperamos con más jugadores, y aburrido, eso seguro.

Dungeon Defenders

No voy a entrar en demasiados detalles, ya que aparte de ser el juego más conocido del lote, creo que con unas pinceladas ya sabrás si te podrá interesar o no, y a lo poco que te llame la atención será una compra excelente, y más al precio del bundle.

Podrás escoger a uno entre cuatro héroes diferenciados, mago, caballero, elfa y monje, donde cada uno tiene habilidades únicas tanto para atacar como para crear estructuras o trampas de defensa, siendo los dos primeros mas versátiles, y los dos últimos algo más centrados en apoyo y cooperación.

Jugaremos una serie de mapas donde debemos defender unos enormes cristales de una horda de ogros, orcos, duendes y demás gente de mal vivir, empezando con mapas muy sencillos hasta llegar a tener que defender varios cristales en un intrincado laberinto de escaleras, pasillos y plazas.

Dungeon Defenders, cuatro héroes

El juego alternará entre periodos de construcción, donde planificar con otros jugadores como organizar la defensa (o cada uno como Juan Palomo, si uno juega con desconocidos) donde se nos indica cuanta bichería vendrá y por donde, y las propias secuencias de invasión, donde, esta vez sí, nos veremos colaborando con los demás repartiendo estopa, apoyando a otros jugadores, y reparando o construyendo defensas para aguantar el tipo.

Desde el punto de vista de la acción podremos cambiar entre cámara en 3º o 1º persona, bastante jugable en ambos modos, aunque yo prefiero la 1º persona. Tendremos el arma principal de nuestro personaje, que podremos mejorar o intercambiar con otras, además de contar con habilidades especiales que conseguiremos al ir subiendo niveles.

Por parte del aspecto rolero, este juego es un festín de recompensas y mejoras, hasta el punto (que me ha hecho mucha gracia) de permitirnos crear carpetas y subcarpetas en las ventanas de inventario, cosa que tiene sentido porque compartimos todo el inventario entre los distintos héroes que nos vayamos creando. A medida que progresamos ganaremos items, maná y puntos de experiencia. El maná se podrá trasladar a un banco para comprar luego todo tipo de mejoras, incluidas mascotas aladas (¡un minitigre alado!) que nos ayudarán en combate, y que como todo lo demás, incluidas armas y armaduras, también podremos mejorar y subir de nivel. Incluso si fracasamos en un mapa no perderemos lo conseguido hasta el momento, haciendo que sea sencillo progresar, y perder el miedo a crear otros tipos de personajes y probar otros estilos de juego, lo que hace mucho de cara a la rejugabilidad del título. Aquí, como aspecto negativo, aparte de ver a nuestro personaje blandir el arma escogida, y tener cerca a nuestra mascota, no veremos las mejoras de equipo y armadura que consigamos, manteniendo siempre el mismo aspecto… una pena, porque es de lo poco que se le puede achacar.

Dungeon Defenders información héroe

Los menús rebosan información, y al principio pueden saturar un poco

Por último, en cuanto al tower defense en sí, y aquí no soy ningún experto, así que puedo equivocarme, es bastante divertido y distinto a lo habitual en cuanto a que la zona de juego es bastante abierta (sin los típicos pasillos por los que van todos en fila) y el componente cooperativo entre los cuatro jugadores está muy cuidado en relación a los tipos de defensa que puede poner cada uno y como los jugadores pueden cooperar para enmendar brechas y contener las cosas cuando se salgan de madre (que son también los momentos más divertidos).

Como últimas notas, y me dejo bastante, su aspecto gráfico es impecable, gracias al motor Unreal Engine 3 y a un estilo de dibujo animado muy cuidado, el apartado sonoro está a la altura, sobretodo en efectos especiales, aunque la música pueda ser un poco cansina, y tiene ampliaciones a porrillo. En general, un juego muy notable si tienes con quién compartirlo, lo que gracias a Steam, no debería ser un problema, que por algo estas leyendo esto en EPI :-)

Dungeon Defenders, Kirkis style

Containment

Tarde o temprano tenía que pasar, zombies + emparejar colores, suena muy bizarro, pero después de ver triunfar un tower defense con zombies y plantas ya me puedo creer cualquier cosa. Es el primer título de la gente de Bootsnake Games, un trío de desarrolladores indie (al estilo de Tribute Games, con Wizorb) que se aventuraron fuera de una gran desarrolladora con un título para iPad que han portado a PC.

Nada más empezar nos llamará la atención su aspecto algo tosco, con unas 3d algo chusqueras para lo que estamos acostumbrados, herencia sin duda de su gestación para iPad. Por suerte el juego se deja jugar bastante bien presentando una típica historia de ciudad invadida por zombies donde los supervivientes intentan escapar, dividiendo el juego en tres actos, con cinco secciones en cada acto. La cámara nos presentará una vista cenital de la ciudad y la narración se nos mostrará como textos sobre el escenario mientras la vista avanza para mostrar la rejilla de supervivientes/zombies donde jugaremos cada fase.

Containment puzles

Para ser un juego de puzzles está bastante elaborado

En cuanto al juego en sí, disponemos de cuatro tipos de supervivientes divididos en policias, militares, científicas y macarras (lo mejor de la sociedad, vaya…) cada uno con un color identificativo, organizados en una rejilla de forma que tendremos que intercambiar a las personas para rodear los grupos de zombies por el mismo tipo de superviviente para que estos eliminen los zombies, desapareciendo ellos también y dejando sitio para que lleguen por los laterales más supervivientes, y así hasta limpiar la zona.

Si tardamos mucho en rodear a uno o varios zombies algunos de ellos comenzarán a hacerles ojitos a los supervivientes cercanos hasta darles un beso de tornillo y propagar así la epidemia, con el riesgo para nostros al tener que rodear un área más grande y puede que perdiendo la ventaja numérica para envolver a tanto mal bicho.

Containment

A esto le añadimos que dependiendo del tipo de superviviente que utilicemos nos darán diferentes items (podremos llevar hasta 3) para facilitarlos la tarea de limpieza, y que de vez en cuando el escenario tiene algunos objetos que causarán explosiones o desastres que diezmarán lo que pillen por delante.

Es bastante entretenido, y así que uno empiece es fácil engancharse e ir pasando niveles, que es lo que realmente se le pide a un título de estas características.

Containment zombies

Además tiene sus momentos simpáticos

A partir de aquí el resto de títulos son todos de Digital Eel, así que bien podrían haberlo llamado The Digital Eel bundle, porque no son pocos:

Data Jammers: Fast Forward

Bebiendo totalmente de la estética Tron tenemos un juego bastante frenético donde nos movemos por una red informática, evitando paquetes de datos como si fuera tráfico en una autopista, mientras aparecen una serie de programas que intentarán detenernos, bien reduciendo nuestra energía o formando obstáculos contra los que chocar.

Data Jammers

¿A quíen no le gusta moverse entre el tráfico esquivando peligros?

El juego presenta una serie de 15 pistas divididas en 3 capítulos, con jefe final en cada capítulo, para introducirnos en la red informática de una maligna corporación. Contamos con 3 vidas y 3 bombas, y por las pistas podremos conseguir alguno más de ambos, así como recoger bonus para incrementar la puntuación.

Dado que no tenemos otra forma de ataque que las escuetas bombas que nos dan, al final jugaremos al gato y al raton con los enemigos en medio del denso tráfico de la red, aprovechando obstáculos, paquetes suicidas que viajan en sentido contrario y alteraciones de la pista (cortes y saltos) para sobrevivir y llegar al final de cada recorrido.

Data Jammers 2

Al final de cada capítulo espera un jefazo

Es el título más reciente de Digital Eel, y se nota, tanto la música como los gráficos cumplen muy bien, resultando en una experiencia agradable a la par que desafiante.

Weird Worlds

Exploración espacial y estrategia en combates entre naves en tiempo real, con estas dos premisas Digital Eel nos presenta un remake o mejora de un trabajo anterior: Strange Adventures in Infinite Space (que es gratuito).

Este título apunta a ser muy rejugable, y que cada sesión de juego dure en torno a la media hora (el juego nos limita el número de días virtuales según el modo escogido). Cada partida genera un mapa estelar nuevo, con sus propios eventos, razas, planetas, etc…

El juego se controla a través de una carta de navegación estelar, desde donde vamos saltando entre estrellas (cada viaje consume varios días, según la distancia y el equipo de nuestra nave), y al entrar en cada estrella descubriremos nuevos planetas donde encontrar mercancías, items, colonias y naves con las que comercializar o partirnos la cara.

Un detalle curioso es que cuando comerciamos con una colonia el credito ganado sólo lo podemos emplear en esa misma colonia, por lo que siempre realizaremos intercambios de mercancía, en vez de acumular dinero como tal.

Weird Worlds

En el espacio volvemos a la economía del trueque

Dentro de las secuencias de combate, de vista cenital, este transcurre en tiempo real, aunque podemos parar la acción cuando queramos. Al seleccionar cada nave de nuestra flota (podemos contratar hasta 3 mercenarios) podremos dar órdenes (básicamente movernos, o usar algún objeto especial si tienen), siendo posible acelerar el tiempo ya que según la distancia entre las naves y las capacidades de estas el combate se puede hacer lento.

Weird Worlds 2

En los combates prácticamente seremos espectadores

El juego nos permitirá jugar también batallas a título individual, a modo de simulador/entrenador de batallas, y también admite mods, aunque no los he probado.

El estilo grafico recuerda mucho al Star Control, así como los efectos de sonido. A la larga me temo que resultará algo repetitivo, ya que el grado de interacción es pequeño (yo hubiera agradecido combates de acción en vez de escoger un par de acciones y observar nada más), pero no hay que olvidar que el juego está pensado para disfrutarlo en sesiones cortas, siendo el objetivo acabar con la mayor puntuación posible (si nos pasamos del tiempo otorgado nos impondrán multas que mermarán la puntuación final). Añadir por último que es fundamental saber inglés para poder disfrutarlo.

Brain Pipe

Vamos con el rarito del grupo… también de Digital Eel, y en la misma línea minimalista, con colórines, luces brillantes, sinestesia por un tubo (nunca mejor dicho) y 10 niveles donde poner a prueba los reflejos evitando obstaculos, ya que manejamos un punto de mira que avanza por un tunel en el más puro estilo Dr Who, donde veremos luces brillantes y patrones que hay que esquivar, si chocamos nuestro punto de mira reducira su nivel de vida, que se regenera solo como en el Halo, y pulsando el botón del ratón relentizamos el tiempo, permitiéndonos apuntar mejor para evitar una serie de obstáculos, o posicionarnos para coger ciertos bonus que aparecen de vez en cuando… a todo esto todo está generado aleatoriamente, hasta la música, que junta patrones de todo tipo, incluido voces de opera, curioso.

Brain Pipe

Los gráficos son sonidos… o al revés

Desde luego no es más que un curioso experimento, según sus propios autores, buscaban crear algo que despertase en el jugador emociones Alien… pues vale. El juego por si solo lo venden a 10$ (llegó a estar a 15$), y eso si que me despierta sensaciones Alien. Bonito por momentos, bastante jugable en cuanto a desafío a tus reflejos, seguramente lo pondréis, lo jugareis un rato, probaréis a ponerlo en nivel 10, moriréis y os olvidaréis de él.

Dr. Blob’s Organism

Uno de los bonus al pagar más de la media, aunque es tontería porque se puede descargar gratis desde su sitio web. Otro arcade sencillo donde giramos un plato de Petri de donde un bicho unicelular intentará escapar, así que usando un arma microscópica puteamos al bicho hasta pasar de nivel, así 20 veces, de vez en cuando iran apareciendo mejoras temporales como doble disparo, congelar al bicho, etc… el bicho soltara unas babas que si llegan al borde nos irá quitando vida. Destaco la música, que me recuerda mucho a la época de los mods de Amiga.

La mecánica no da para mucho, y pronto se hace aburrido

Soup du Jour

El otro bonus al pagar más de la media, que también está en descarga gratuita en la página de Digital Eel. En esta ocasión tenemos un simpático puzzle de emparejar colores, dentro de una olla donde irán callendo ingredientes de goma, como si estuvieran hechos con globos, que podremos mover con el ratón para juntar y se conviertan en sopa, de forma que cuando se llene la perola pasaremos de nivel, aumentando progresivamente la dificultad.

Cada nivel nos sugiere una serie de combinaciones para mejorar la puntuación, y si algún ingrediente cae fuera de la olla perderemos una de la vidas con las que contamos. De vez en cuando caerán bombas y similares para que al explotar nos caigan por fuera los ingredientes, para evitar esto podemos mover con el ratón tanto los ingredientes prófugos como las susodichas bombas (y evitar que caigan dentro de la olla).

En la línea del resto de juegos de Digital Eel, aunque este es el más consolero de los vistos, y no sorprendería encontrárselo en la Wii, aunque sí están disponibles para iPad. En resumen: juego casual de puzzles, donde graficos y música van muy acompasados y que hará las delicias de cualquier jugador sin importar su nivel, incluyendo peques y parientas (o parientos) poco hábiles.

Conclusión

Está claro que la estrella del lote es el Dungeon Defenders, aunque tanto el Containment como el Data Jammers no están nada mal para rellenar huequecillos entre juegos más importantes, el resto posiblemente si compras el bundle ni llegarás a instalarlos. Además, como en otras ocasiones, se acompaña a la selección de un par de bandas sonoras y un album de chiptunes (que me pareció algo flojillo), aunque esto no es del gusto de todo el mundo, claro.

Por cierto, cerrando estas líneas acabo de ver que han añadido como bonus la banda sonora del Dungeon Defenders, quedan dos días y el precio mínimo está en 3,84 euretes.

Y por si os faltan motivos, la gente de Trendy sabe como convenceros… ;-)

Derrick the Deathfin, otro indie más para PS3

Top 5 Juegos de lucha mierders