Ilustres finales Vol. I

Escrito por en Artículos - 14 Febrero, 2012

La mayoría de vosotros habéis leído la listita de marras sobre los mejores 50 finales de los videojuegos. Supongo que, como un servidor, muchos no estaréis de acuerdo con muchos de los títulos incluidos y se os ocurren multitud de finales mejores. Podría hacer otra lista de 50, pero prefiero darlos de uno en uno y explicar mis motivos antes de una simple sucesión, y así invito al resto de redactores a publicar los suyos. Empiezo con un imprescindible de Wii: Little King’s Story.

El problema de Little King’s Story es el aspecto pueril de sus gráficos y que a primera vista parezca uno más de los juegos para niños que han saturado el catálogo de Wii. Y no lo es. No solo por el mensaje de conquista implícito en el desarrollo del juego, donde eliminamos a los reyes vecinos, nos llevamos a sus princesas y las encerramos en un harén anexo a nuestro palacio. También por el final, un final de esos que nos dejan un poco tristones, de esos que, como dice Andresito, te tocan la patata

 

Foto de familia feliz

Mientras vamos anexionando los Reinos vecinos al Reino de Arbok, misteriosos terremotos van resquebrajando el mundo. ¿Meteoritos? ¿Extraterrestres? ¿Demonios? No será hasta la recta final del juego cuando podremos averiguar qué es lo que está pasando en el cielo. Y para ello deberemos abandonar todo lo que hemos conseguido, nuestro territorio, nuestros amigos, nuestros fieles súbditos y nuestro harén. Solo podrán acompañarnos a nuestro último viaje un puñado de seguidores y la chica elegida para compartir el resto de su vida junto a su Rey.

 

Si hay que quedarse con alguna, me quedo con ésta que es la única que parece mayor de edad

Y lo que no sabemos al subir al cohete que nos llevará a nuestro destino es que es un viaje sin retorno, el final de un cuento en cuyo final no se comen perdices, el final de un sueño en la peor de sus vertientes: cuando vemos que todo aquello que tanta alegría y felicidad nos proporcionaba se esfuma al despertar y nos damos cuenta que nada era real… ¿o acaso lo era?

Retro ¿Amor?: Rolo to the Rescue

Tráiler de If I Were in a Sealed Room With a Girl, I'd Probably XXX